ComunicAr Deportes

La pasión se vive y se lee

Juninho Pernambuco se solidarizó con el hombre que fue agredido

Tras hacerse viral el video de dos brasileños agrediendo a un pordiosero en la ciudad de Sinop, el ex futbolista y actual director técnico del Olympique de Lyon, Juninho Pernambuco, expresó su repudio a ambos compatriotas y tomó cartas en el asunto.

Tras hacerse viral el vídeo de dos brasileños agrediendo a un pordiosero en la ciudad de Sinop, el ex futbolista y actual director técnico del Olympique de Lyon, Juninho Pernambuco, expresó su repudio a ambos compatriotas y tomó cartas en el asunto.

Juninho Pernambuco, campeón con Brasil de la Copa América 99 y de la Copa Confederación 2005.

Hace unos días en Brasil se difundió un vídeo en el cual un mendigo (identificado como Anderson) se acercó a dos muchachos que estaban adentro de un auto para pedirles dinero. Éste les contó que, desde que la gente está en sus casas por el coronavirus, se le hace muy difícil conseguir plata. Mientras que Anderson hablaba, el conductor del auto lo grababa con su celular y el acompañante lo escuchaba atentamente. El copiloto le dio 20 reales a Anderson y, acto seguido, se acercó a la ventana amagando a que le iba a dar más plata, pero éste le dio un golpe de puño en la cara y, a los gritos, lo insultó y denigró.

Vídeo que muestra como dos hombres atacan al pordiosero

El video se expandió rápidamente por todo el país y la gente no tardó en mostrar su indignación e hicieron su descargo en sus redes sociales, criticando las acciones de ambos sujetos. Tanta repercusión tuvo aquel suceso que le llegó a Juninho, que está viviendo en Francia, y desde su cuenta de Twitter expresó su enojo: “Qué cosa más repugnante. El buen ciudadano brasileño es el moderno comerciante de esclavos. La ira que siento es tan grande que hace daño. Si encuentro a la persona que fue agredida, estoy dispuesto ayudarlo”.  

Más tarde, el ex futbolista publicó nuevamente en su cuenta personal que habló con Rogéiro Pereira –profesor de procedimientos penales y abogado– y que él fue a la casa de la víctima, Anderson. Tras una seguidilla de Tweets de Pernambuco explicó que “Anderson es un drogadicto” y añadió: “estoy en contra de la política violenta para combatir las drogas, porque ya se ha demostrado que no brindan resultados positivos”. Por último, contó sobre la ayuda que le dio al mendigo. “Hoy enviamos a Anderson, con su consentimiento, a una clínica especializada en dependencia química, donde permanecerá durante al menos tres meses. La familia de Anderson sólo dijo cosas buenas sobre y saben que él necesita ayuda”.

About The Author