ComunicAr Deportes

La pasión se vive y se lee

US Open imperdible

choque entre Dominic Thiem y Daniil Medvedev, quienes ya disputaron alguna definición de Major pero igualmente no pudieron gritar campeón.

El menor y mejor de los hermanos Zverev (N°7 del mundo) venía sufriendo un karma en los grandes campeonatos del circuito profesional y recién en enero de 2020 pudo meterse en una semifinal, en el Abierto de Australia. El jugador de Hamburgo cayó en esa instancia ante Thiem, quien ahora podría ser su adversario en la final del domingo en Nueva York, también sobre cancha dura.

Pero para eso falta, está claro. Lo que es seguro es que habrá, por undécimo año seguido, campeón de Europa en el Abierto de Estados Unidos. Zverev se cruzará en la tarde neoqorquina con Carreño (27° ATP). El alemán le ganó el único cruce al español, también en semi y sobre cemento, en el Masters 1000 de Miami de 2018, en dos sets.

Thiem está 2-1 sobre Medvedev en el historial y el último choque lo ganó el ruso.Getty Images

El que gane conseguirá entonces su primera final en uno de los cuatro Grand Slam. Y esperará unas horas para conocer a su rival, del choque que para muchos ya es considerado como la final anticipada, entre Thiem, N°3 del ranking y máximo preclasificado en pie, y Medvedev (5°).

En estos tres años, Thiem jugó una final de Major en cada uno y las perdió todas: ante el español Rafael Nadal en Roland Garros 2018 y 2019 y con el serbio Novak Djokovic en el Abierto de Australia 2020. Sin dudas que se cruzó con los que hoy dominan el ranking ATP y ganaron, sumando al suizo Roger Federer, los 13 Grand Slam más recientes.

Esta racha se corta ahora en el US Open y por su parte Medvedev disputó un duelo decisivo en Majors, hace un año en este mismo certamen, cuando cayó en cinco sets ante Nadal. Por las misma vía, dando dura batalla, fue superado Thiem en la última personal, este año en enero frente a Djokovic en Melbourne.

El historial entre ambos lo lidera 2-1 el austríaco, pero el ruso se impuso en el último partido. En canchas duras están igualados con una victoria por lado. Una a favor del ruso: es el único de los cuatro sobrevivientes en este torneo que todavía no perdió un solo set en su recorrido de cinco triunfos. Por eso, habrá dos choques interesantes y con mucho en juego.